< Noticias

“El cadete Vargas Llosa”: se reedita biografía con fotografías inéditas del Nobel

JUAN CARLOS FANGACIO

LUCES

DIARIO EL COMERCIO

1/11/2018

La última noticia sobre Mario Vargas Llosa que zumba en las redacciones locales y extranjeras es su soltería. Su pareja, Isabel Preysler, lo confirmó a la revista española “¡Hola!”. “Podríamos casarnos en cualquier momento”, agregó sin guardarse entusiasmo.

Pero esa faceta que podría parecer extraña en el Nobel de Literatura no lo es tanto para el escritor y editor Sergio Vilela, autor del libro “El cadete Vargas Llosa”, en el que funge de biógrafo de su juventud. Allí ausculta con gran detalle el paso del autor por el Colegio Militar Leoncio Prado, a inicios de los años 50. “El último episodio de la vida personal de Vargas Llosa puede conectarse con otros episodios que también han sido rompimientos radicales con cosas de su pasado: el rompimiento político con Cuba, por ejemplo. O cuando se casa con su tía Julia o cuando postula para presidente. Son quiebres que realiza de manera bastante radical y con mucha decisión. Eso es parte de su personalidad tan decidida y coherente con sus convicciones”, afirma Vilela. “Y es ese impulso vital el que hace que a sus 82 años siga viajando por el mundo. Él va a ser la próxima estrella del Hay Festival y el próximo año el país invitado a la Feria del Libro de Lima va a ser Vargas Llosa”, ironiza.

CUESTIÓN DE SABUESOS
Para ahondar aún más en la etapa leonciopradina de Vargas Llosa, Vilela publica una nueva edición de “El cadete Vargas Llosa”, con nuevas fotografías de la época –que lo inspiraron a escribir “La ciudad y los perros”–, además de un texto más actual que ayuda a entender las múltiples evoluciones del escritor.

Para el proceso de reconstrucción, Vilela recurrió a medio centenar de fuentes que conocieron a Vargas Llosa durante dicha etapa, de los que recuerda a dos en particular, ya fallecidos: Víctor Flores Fiol, quien fuera el mejor amigo de Vargas Llosa en el Leoncio Prado; y el psiquiatra Max Silva Tuesta, también cadete de esa promoción y posteriormente gran experto en la obra del Nobel. “Con Flores Fiol incluso me pasó algo muy bonito en el 2008, cuando logré que se reencontrara con Vargas Llosa después de 40 años”, cuenta el cronista.

A 15 años de la publicación original de “El cadete…”, Vilela reconoce también que se trata de un libro al que ve con distancia, pero con gran cariño. “Ahora que leo y hablo del libro, noto que hablo de un joven que quería ser reportero. Y me da cierta nostalgia de esa época también”.

Compartir:

<--- Reemplazar esto por botones plugin de rees sociales AddThis -->