Bitácora del Maestro: ¿Cómo leer a Ricardo Palma y Abraham Valdelomar?